Pintura acrílica para colorear tus mandalas

Las mejores pinturas especiales y adecuadas para pintar mandalas en CD’s y en piedras

A la hora de colorear nuestros mandalas sobre piedras, si somos creativos podemos usar lo que sea, incluso carbón y tiza pastel sobre las mismas. Pero el problema sería que para que no queden tan efímeras, tendrían que recurrir a algún fijador o barniz para mantener estos pigmentos en forma de polvo sobre las rocas porosas. Si continuamos con esa teoría, podríamos rellenar nuestros mandalas con semillas incrustadas sobre las piedras con pétalos de colores y cubrirlas con resina para que queden permanentemente teniendo como resultado, una obra que perdura con el pasar del tiempo.

Claro que esta alternativa es poco practica, de modo que lo común y lo ideal para pintar nuestras rocas con mandalas, es usar pinturas acrílicas porque se adhieren perfectamente a cualquier superficie, incluso el vidrio o un cd. Claro que para el caso de vidrios, existen tintas especiales para aprovechar la transparencia del mismo, pero en esta sección nos vamos a enfocar en las pinturas acrílicas.

Un truco para pintar mandalas en rocas es grabar antes la forma con un dremel, pero recuerda proteger tus ojos con unos lentes protectores si utilizas estos aparatos.

Pintura acrílica profesional con los colores básicos para colorear tus mandalas de infinitos colores

Las pinturas acrílicas son las que más te pueden gustar para tus trabajos con mandalas porque son fáciles de usar, se secan rápido y se adhieren a cualquier superficie: madera, metal, plástico, vidrio, tela, piedras, papel.

Imita la naturaleza pintando tus mandalas con los colores esenciales. El Universo tiene un número de colores infinito. Hazte uno con el Cosmos creando tus propios colores al pintar tus mandalas.

Si quieres trabajar como un artista experto, te recomendamos el kit de los colores básicos, para que crees tu paleta de colores personal. Recuerda que si trabajas con niños, estos productos son tóxicos, por lo deben estar vigilados o trabajar con los materiales que mostramos más adelante.

Lo malo de las pinturas acrílicas, es que no es a prueba de golpes por lo que son frágiles. Se puede zafar con un cuchillo afilado, por ejemplo, pero esto tendría que ser algo intencionado. Si desea un polímero más fuerte, tendrá que usar pinturas de aceite, lo cual sería más engorroso.

Pintura acrílica para niños (no tóxica) para colorear tus mandalas

Porque en el fondo de nuestro Ser siempre somos niños, y lo que queremos es divertirnos creando nuestros mandalas sin complicarnos mucho la vida. Cabe destacar que estas pinturas son fáciles de usar, ecológicas, económicas y no son toxicas.

Puedes reciclar CD’s y DVD’s pintando tus mandalas en ellos con los rotuladores de pintura acrílica para crear los contornos y rellenarlos más rápido con el set de pintura que trae un pincel. Del mismo modo, podrás hacerlo también con piedras, platos de plástico que ya no se usen y tazas.