Tiza pastel para dibujar mandalas

Sin duda es el más fácil de usar cuando son dibujo grandes, pero tal vez el más frágil de mantener porque es extremadamente efímero. Por lo tanto se debe proteger con un fijador en spray.

El efecto en las lineas, es una estela de polvo con pocas dificultades para uniformar, dejando como resultado texturas porosas y suaves e igualmente difuminadas.

Por otro lado, es excelente para usar en combinaciones con otras técnicas y materiales de pinturas. Además de eso, si sabes apreciar la belleza efímera de cada instante en el arte de tus mandalas, podrías usarlo para colorear sobre el piso y también desde luego, forjando las formas como los monjes budistas, limando el material sobre el suelo.

Los murales hechos con tiza pastel en interiores del hogar quedan belicismos, deslumbrando los mandalas en las paredes de las casas y apartamentos para una decoración exquisita.